miércoles, 6 de febrero de 2013

LOS 144.000 REDIMIDOS DEL APOCALIPSIS 14:1-5


            Autor: Vitalie Mindru        

Introducción

El libro de Apocalipsis es uno de los libros más fascinantes de la Biblia. Para los estudiosos de la Biblia, el Apocalipsis siempre ha sido y será un desafío. Es un libro cargado de simbolismos cuya llave para entenderlos está en la Biblia. Sin embargo no es fácil comprenderlo. Entre las muchas imagines y símbolos está también el grupo de los 144.000.
Los 144.000 seguidores de Cristo de Ap 14:1-5, es el tema del presente trabajo de investigación. El propósito es de escudriñar el tema de los 144.000 para procurar ofrecer respuestas a las interrogantes que hay en torno a este grupo. Ver lo que en realidad la Biblia dice sobre esto.
Hoy en día hay diferentes explicaciones que se dan sobre los 144.000. No es el propósito de este estudio de presentar los diferentes comentarios que hay, sino más bien, centrarse en un análisis exegético-bíblico de Ap 14:1-5 y de otros textos relacionados con los 144.000.


I.                  Los 144.000 junto al Cordero

En Apocalipsis hay dos pasajes donde se mencionan los 144.000; Ap 7:1-8 y 14:1-5. Analizando los paralelos que hay entre estos dos pasajes se puede ver que se trata del mismo grupo. Mientras que en Ap 7:1-8, Juan ve a los 144.000 antes de ser sellados, es decir antes de la gran tribulación. En Ap 14:1-5, el grupo ya está con Jesús en el monte de Sion.
Aunque no es objeto de este estudio analizar si el número (144.000) es literal o simbólico, se puede ver que el lenguaje de Ap 7 es simbólico. Por lo tanto, el lenguaje y el contexto nos obligan a considerar el número como simbólico y no literal. 



Versículo 1Después miré, y vi que el Cordero estaba de pie sobre el monte de Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente.
Hay tres aspectos principales que se destacan sobre los 144.000; Están con el Cordero, están sobre el monte de Sion, tienen escrito en la frente el nombre del Cordero y del Padre.
1) ¿Qué significa están con el Cordero? Estas palabras muestran que hay una estrecha relación entre estas personas y Jesús. Tienen una comunión íntima con Jesús. Versículo 4 añade, que ellos siguen al Cordero por donde quiera que va. Jesús dijo que sus ovejas conocen su voz y lo siguen (Jn 10: 14; Lc 14:27). Así que los 144.000 aprendieron a escuchar la voz de Cristo y a seguirlo.
2) El monte de Sion es una alusión al Templo. Es decir la presencia de Dios. La pregunta es  ¿Dónde ocurre la escena? ¿Están en el cielo o en la tierra? Juan vio a los 144.000 estando con Cristo ya en el cielo.
“El monte de Sion en el AT es considerado como el centro del reino de Dios en el reino mesiánico. Isaías, Joel, Abdías se refieren al monte de Sion como un lugar de liberación para el pueblo de Dios y de su victoria (Is 59:20; Jl 2:32; Abd 17). En el NT el monte de Sion es llamado “al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles” (Heb 12:22).[1]
3) Tienen escrito el nombre del Padre y del Cordero sobre sus frentes. En el mensaje a la iglesia de Filadelfia se dice que se escribirá el nombre de Dios, el nombre de la ciudad de Dios, y el nuevo nombre de Jesús sobre los vencedores (Ap 3:12).
En Ap 7:3, se dice que los 144.000, tienen que ser sellados en sus frentes. El paralelismo con Ap 14:1 es evidente, donde se habla del nombre del Padre y de Jesús sobre sus frentes.
El nombre sobre la frente significa que son sellados, y esto antes de que los 4 ángeles de Ap 7 suelten los vientos para que soplen sobre la tierra.  Si los 144.000 de Ap 14:1-5 y Ap 7:4 son el mismo grupo entonces la pregunta es ¿Cuándo son sellados? El pasaje da a entender que esto ocurre antes de caer las 7 últimas plagas (Ap 7:1-3).
Por otro lado el sello con el nombre en la Biblia significa pertenencia, o autoridad. En este caso el sello con el nombre de Dios puede significar que ellos pertenecen a Dios, son propiedad suya.

II.               Los 144.000 y el cantico nuevo

Versículo 3  Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil…
Si están delante del trono es de suponer que están alabando a Dios. El hecho de  que nadie podía aprender el cantico, ni aun los ancianos que están delante del trono, ni los ángeles apunta a una experiencia particular de los 144.000. Es decir el cantico tiene que ver con sus propias experiencias, con sus luchas, con su fe.
La pregunta es ¿Por qué la experiencia de ellos es única? La respuesta no es fácil. Para entender un cierto pasaje del libro de Apocalipsis, hay que estudiar cuidadosamente todo el libro, y procurar tener una comprensión general de todo el libro. También hay que ver si hay paralelos con eventos históricos del AT o con otros pasajes de la Biblia.
En Ap 15:2-3, se dice que sobre el mar de vidrio delante del trono de Dios estaban los que alcanzaron la victoria sobre la bestia, y que cantaban el cantico de Moisés y el cantico del Cordero.
Hay un paralelo entre “el cantico nuevo” de  Ap 14:3 y “el cantico de Moisés y del Cordero” de Ap 15:3. En primer lugar el cantico nuevo se puede referir a la experiencia de la salvación de los redimidos. Los redimidos de todas las épocas pueden cantar este cantico de su experiencia de salvación (atravesar el mar Rojo).
Sin embargo hay un paralelismo evidente entre Ap 14:3 y Ap 15:3 que nos permite concluir de que se trata del mismo grupo de creyentes, los 144.000.
Por otro lado en Ap 7:14, se dice de los 144.000, que: han salido de la gran tribulación; han lavado sus ropas y las han blanqueado en la sangre del Cordero.”
Si relacionamos estos tres pasajes (Ap 7:14; 14:1-5; 15:3) podemos sacar la conclusión de que el cantico nuevo que ellos están cantando tiene que ver con su experiencia durante la gran tribulación. No es el propósito de este trabajo tratar sobre la gran tribulación, pero parece ser una prueba muy difícil por la cual ellos deben pasar, y como resultado tienen una experiencia única, que le permiten cantar un cantico nuevo, de una experiencia que nadie la tuvo antes. Sobre la gran tribulación, el profeta Daniel escribió que sería un tiempo de angustia, cual nunca fue… (Dn 12:1).
¿Quiénes pasan por la gran tribulación? Es una cierta generación o son todos los creyentes de todos los tiempos.
Ap 15: 2 nos da una pista diciendo que ellos han alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen. Esto se relaciona con el mensaje del tercer ángel de Ap 14:9, que habla de una prueba y advierte a los habitantes de la tierra en contra de la adoración a la bestia y a su imagen. Los creyentes de todos los tiempos sufrieron (algunos más, otros menos) persecuciones por parte de la bestia, sin embargo el mensaje del tercer ángel habla claramente de una prueba para la última generación (Ap 14:14-20).
Por otro lado, de los componentes de “la gran multitud” (Ap 7:16) se dice que “… ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno”. Esta misma experiencia es la de los 144.000 que afrontarán indirectamente el efecto de las plagas (la gran multitud y los 144.000 son el mismo grupo).
            Con lo dicho anteriormente se puede concluir que el grupo de los 144.000 puede muy bien referirse a la última generación de los seguidores de Cristo.

III.           El carácter de los 144.000

Versículo 4 (1p.) Éstos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes…. La presentación del carácter espiritual de los 144.000 es única en la Biblia. Unas características morales sin precedentes.
En primer lugar hay que asumir que el lenguaje de Apocalipsis es uno altamente simbólico. Pro esto el hecho de que no se han contaminado con mujeres, pues son vírgenes, no hay que tomarlo en el sentido literal. Dios desde el principio bendijo el matrimonio. La unión entre el varón y la mujer, es el plan ideal de Dios y las relaciones matrimoniales de ninguna manera son una contaminación moral. El celibato ha sido aceptado por Dios solamente como una excepción. De hacho la palabra virgen se emplea para las mujeres, y es un argumento más de que el pasaje no hay que tomarlo literalmente.
En el AT la relación adúltera se usa para expresar la apostasía de Israel, que se aparta de Dios y va en pos de otros dioses (Oseas 4:11-19). Por otro lado en Ap 17 se habla de la gran ramera y se dice que: “Con ella han fornicado los reyes de la tierra, y los habitantes de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación”. (Ap 17:2)
En la Biblia una mujer representa al pueblo de Dios, la iglesia, la esposa de Cristo. La gran ramera es una falsa iglesia que pretende ser la iglesia verdadera de Cristo. Esta mujer tiene simbólicamente una copa de donde da de beber a los habitantes de la tierra, es decir de sus falsas enseñanzas.  A diferencia de ellos, los 144.000 “no se han contaminado” han rechazado sus enseñanzas, y sus apostasías.
Jesús dijo que sus discípulos son los que guardan sus palabras. Los 144.000 son defensores de la Sola Escritura, sin tradiciones, filosofías y enseñanzas humanas.
Versículo 5 Quizás es el más difícil para entenderlo. En sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.”
La Biblia muestra claramente que todos pecaron y que no hay nadie justo y sin mancha (Ro 3:23). ¿Cómo pues se dice de ellos que no han mentido, y que son sin mancha?
Es obvio que todos son redimidos a través del sacrificio del Cordero. Jesús ha sido el único hombre sin pecado. Es interesante ver que en el pasaje de Ap 14:1-5, el acento cae en el Cordero y no en el carácter de los 144.000. En este caso el carácter sin mancha de los 144.000 tiene que ver con su relación con el Cordero, con la justificación por la fe que reciben del Cordero. Ap 7:14, apoya esta conclusión diciendo que los 144.000: “han lavado sus ropas y las han blanqueado en la sangre del Cordero.” 
Alberto Treiyer considera que “los 144.000 son el resto fiel que Dios se reserva en medio de un mundo en rebelión, para dar el último mensaje de amonestación a los habitantes de la tierra. Es el remanente final que será protegido del castigo de Dios contra el mundo (Ap 7:1-4), resistirá a la bestia y a su imagen y no recibirá su marca de autoridad. Esta última generación de héroes de la fe soportara pacientemente la furia final del dragón y pasara por el tiempo de angustia que culmina con la liberación final que otorgara la segunda venida de Cristo (Ap 14:14-19; Dn 12:1)”[2].
A la pregunta ¿Qué hace que ellos sean tan especiales? Lawrence Maxwell dice que con un grupo así, Dios tendrá evidencia tan abrumadoras para defender su bondad y su justicia que ninguno podría contradecirlo ni ahora ni nunca.[3] Con esto el sugiere que los 144.000 con su testimonio ayudan a Dios a defenderse de los ataques de Satanás. Una conclusión que difícilmente puede ser apoyada con la Biblia.
A través de Jesús, Dios ya ofreció la mejor y la perfecta respuesta a todas las interrogantes sobre su carácter. Cristo es la respuesta de Dios, el hombre no puede aportar nada más que clavos. Aunque el testimonio de los santos a lo largo de la historia tiene su importancia, Dios ha tomado todas las medidas para defenderse a través de la vida y del sacrificio perfecto de su Hijo.
“Sin mancha no se refiere a la absoluta perfección moral, sino más bien a su fidelidad a Cristo. Ser sin mancha significa caminar con Dios al igual que Noé (Gn 6:9) y Abraham (Gn 17:1) lo hizo. Los 144.000 son "los que siguen al Cordero por donde quiera que vaya" (Ap 14:4). En los días finales de la historia de este mundo, cuando la mayoría renunciar a su lealtad a Dios y pasan al lado de la trinidad satánica, los 144.000 reflejan el verdadero carácter de Cristo como aceptable a Dios. "Por tanto, amados," escribió Pedro: “estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprochables, en paz (2Pd 3:14). Ser hallado "en paz" significa ser "en relación con Cristo" (R5:1). Los 144.000 son totalmente leales y en una relación continua y estrecha con Cristo”.[4]

IV.           Primicias
En su uso figurativo en las Escrituras, Israel es denominado “primicias de sus nuevos frutos”, es decir, en su calidad de santo para Jehová (Jer 2:3). En el NT se hace uso frecuente de la figura. Los primeros convertidos de una región eran llamados “primicias” (Ro 16:5; 1 Cor 16:15). Generalmente, se describe a los cristianos como “primicias de sus creaturas” esto es, un primer fruto de sus creados (Stg 1:18). Tanto en Santiago como en Apocalipsis, lo que está implícito es que quienes son descritos como primicias al recibir este nombre son hechos santos  para Dios.[5]
El Diccionario Bíblico Adventista dice lo siguiente sobre primicias = primer fruto, comienzo del fruto, comienzo de un sacrificio, primeros frutos, ofrendas presentadas a Dios como señal de lealtad por parte del adorador. Los 144.000 también son llamados “primicias” (Ap 14:1-5), ya sea como garantía de la gran cosecha de los redimidos, o como un don u ofrenda especial a Dios.[6]
“Parece que la referencia a los 144.000 como las "primicias para Dios" en Apocalipsis 14:4 debe entenderse a la luz de la idea expresada en Jeremías 2:3. Estos 144,000 son redimidos o comprados igual como las primicias de la cosecha del final de los tiempos (la cosecha de trigo, Ap 14:14-16), en contraste con "las naciones incrédulas a punto de ser juzgados" (la cosecha de la uva, Ap 14:17-20)”.[7]

Conclusión
Los 144.000 es uno de los temas difíciles de la Biblia. La identificación exacta de este grupo sigue siendo un desafío para todo estudiante de la Biblia. Hay varias ideas divergentes sobre este tema.
Los evangélicos dispensacionalistas piensas que se trata de un número literal de israelitas (144.000) que pasaran por la gran tribulación futura cuando se manifestará el Anticristo. Esta teoría con sus diferencias ha sido descartada completamente en este trabajo por faltarle totalmente apoyo en la Biblia.
Los testigos de Jehová creen por su parte que es un grupo privilegiado (literalmente 144.000) de creyentes que estarán con Cristo en el cielo, a los demás les espera la tierra.
Entre los adventistas hay también varias opiniones. La mayoría piensa que es un número simbólico y no literal. Hay también la opinión de que los 144.000 representan a todos los redimidos de todas las épocas. El autor de este trabajo cree que los 144.000 representa a los discípulos de Jesús de la última generación que tienen una experiencia única de enfrentarse y vencer a la bestia y a su imagen en un momento crítico de la historia. Además son los que esperaron y esperan a Jesús volviendo en su segunda venida.
Reconocemos sin embargo que el presente estudio no es más que un intento de acercarse al tema y que las conclusiones no pueden ser definitivas. No podemos ser dogmáticos allí donde la inspiración no nos ha descubierto más. En este sentido el consejo de Ellen White es muy oportuno, No es su voluntad que entren en controversias por cuestiones que no los ayudarán espiritualmente, tales como: ¿Quiénes han de componer los 144.000? Fuera de duda, esto lo sabrán dentro de poco los que sean elegidos de Dios.[8]
Lo más importante es ser leales y tener una relación con Cristo como la de los 144.000.  También Ellen White dijo: esforcémonos con todo el poder que Dios nos ha dado para hallarnos entre los ciento cuarenta y cuatro mil… [9]



[1] STEFANOVIC, Ranko. Revelation of Jesus Christ. Berrien Spring: Andrews University Press, 2002, p. 436
[2] TREIYER, Alberto. Los sellos y las trompetas. Buenos Aeres: ACES, 1990, p. 238
[3] MAXWELL, Lawrence. Apocalipsis- 2. Refugio de la tormenta. Boise: PPPA, 1989, p. 41
[4]STEFANOVIC, Ranko.  Op. Cit.,  p. 440
[5]HARRISON, E. F. y et al., Diccionario de Teología. Grand Rapids: Libros Desafio, 1999, p. 488
[6] ORREGO, Aldo D. Diccionario Bíblico Adventista del Séptimo Día. Buenos Aires: ACES, 1995, p. 944
[7] STEFANOVIC, Ranko. Op. Cit., p. 437
[8] WHITE, Ellen. Mensajes Selectos. TOMO 1, p. 205
[9] WHITE, Ellen. ¡MARANATA: EL SEÑOR VIENE!, p. 239

4 comentarios:

  1. felicitaciones por la forma como expone el tema y es mas respetando las creencias de los testigos de jehova y adventista buenismo se ve y se sienta el amor que tiene en su corazon

    ResponderEliminar
  2. los 144mil ya han sido arrebatados en la segunda guerra mundial y son del pueblo de israel y el diablo a sido vencido y viene a sellarlos abre los ojos quieren que crean que el mesías vendrá a sellarlos

    ResponderEliminar
  3. Tal vez hayan muchos judios perfectos que han nacido en America. Pueden estos integrar el grupo de los 144 mil?

    ResponderEliminar
  4. Gracias un gran tema k sin duda cambio mi mentalidad de una manera positiva.
    También me gustaría un estudio sobre donde será nuestro destino final después de 1000 años regresaremos a la tierra purificada, m encantaría reducir respuesta muchas gracias

    ResponderEliminar